¿Cómo aprender y divertirse al mismo tiempo?

Sébastien no es un caso aislado. Hoy en día, cada vez son más los niños a los que la escuela no les motiva y que están llenos de dudas, de miedos y de inquietudes («soy un inútil», «no voy a conseguirlo nunca», «no entiendo nada», «los otros se van a reír de mí», etc.). ¿Cómo podemos explicar esta falta de entusiasmo que afecta a cada vez más alumnos, que afirman tenerle miedo a ir al colegio o aburrirse en clase y que, en algunos casos, acaba en abandono escolar?

Para lograr que a tu hijo le guste ir al colegio es necesario animarle para que vea que hacerlo tiene sentido y que es divertido. En esta obra encontrarás métodos y comportamientos que puedes aplicar para insuflar a tu hijo confianza en sí mismo y en los demás, para que sea optimista, para que descubra el placer en el aprendizaje y para que se conozca a sí mismo, unos valores que deberían situarse en la base de toda experiencia escolar.